BLOG

 

Reafirma

tu pasión

de enseñar

Muchas veces nuestro trabajo no es como lo soñamos, pero lejos de ser perfecto, cuando se trata de tu pasión no existe entorno que la afecte. Ser maestro es una gran responsabilidad que envuelve retos día a día. Desde corregir exámenes, preparar la próxima clase, redactar informes, entre otras muchas responsabilidades sin contar las múltiples presiones que tienen que sobrellevar. Ser maestro va más allá de enseñar una materia. Su vocación y pasión hacen que siempre den la milla extra, pues esa responsabilidad de impartir la enseñanza es el motor que les mueve día a día.

Un maestro es el vehículo para alcanzar nuevos conocimientos y solo unos pocos son elegidos para ofrecer ese viaje. Sin embargo, las múltiples situaciones con las que se enfrenta un maestro pueden provocar la desconexión con su pasión y la pérdida del amor por esta gran labor. 

Teniendo en cuenta que un emprendedor tiene claro sus pasiones y propósitos. Te ofrecemos varias preguntas que te permitirán reconectar con tu verdadera pasión: enseñar. 

PREGUNTAS

 

¿Recuerdas cuándo decidiste ser maestro?

¿Cuál fue el momento determinante cuando conectaste con la vocación de ser maestro?

 ¿Qué circunstancia o personas te motivaron a decidir ser maestro?

¿Qué das de ti en tu trabajo, que va más allá de tus funciones como maestro?

¿Cuál ha sido la mayor recompensa que has recibido al ser maestro?

¿Qué es lo más que disfrutas de ser maestro?

¿Cómo logras que las tareas administrativas no afecten tu motivación de enseñar?

¿Cómo quieres que tus estudiantes te recuerden?

© 2020 Game Changer. Todos los derechos reservados.

Contáctanos